¿TDAH? No siempre es lo que parece

¿TDAH? No siempre es lo que parece

El Trastorno por Déficit de Atención e hiperactividad es el “mal” de la última década en todos los niños que no rinden adecuadamente en el colegio. Todos ahora tienen TDAH ¿Es acaso esto posible? No digo que no exista el trastorno y que en muchos casos no se requiera el manejo farmacológico, yo personalmente lo he visto en mi consulta, pero también han llegado  niños con un diagnóstico errado y medicados.

Así, que vamos a tomar esto por partes, ya que es un tema muy controversial. Seguramente han escuchado, leído o les habrán dado consejos de todo tipo. Aquí plasmaré mi opinión al respecto, basándome en conocimientos académicos y en la práctica clínica como neuropsicóloga, para que ustedes saquen sus conclusiones.

¿QUÉ ES EL TDAH?

En primer lugar, veamos brevemente ¿qué es el TDAH?. Las siglas hacen referencia a Trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Este puede venir en varias formas, en donde puede predominar el déficit de atención, la hiperactividad/impulsividad o ambos. Se diagnostica partiendo de una serie de criterios (más que todo sintomatológicos y comportamientos reportados por padres y profesores), descritos en el DSM V (Manual diagnóstico y estadístico de los transtornos mentales), en donde si el niño cumple con lo dicho en el manual, se diagnosticará el TDAH. Así explicado, parece muy “fácil” de discriminar cuando la persona lo tiene y cuando no. Sin embargo, es un tema mucho más complejo.

Un niño puede ser distraído, impulsivo, “hiperactivo” por muchas razones, dentro de las cuales por supuesto está presente el TDAH, pero CUIDADO, no el 100% de las veces se debe atribuir a esto. Debemos considerar otras variables que entran en juego.

Viendo así el panorama, como padres o personas que están en constante contacto con niños, les recomiendo tener mucha cautela con dicho diagnóstico. Éste debe ser dado por un profesional y con evidencia sólida. Dicha evidencia debe venir de un reporte verbal o escrito de la conducta del niño en el colegio, la descripción del comportamiento en casa, el profesional puede solicitar que diligencien ciertos cuestionarios relacionados con las quejas descritas, y resulta fundamental la observación que se haga en consulta con el paciente.

Adicionalmente y una herramienta que ha venido tomando mayor relevancia, la cual recomiendo al 100%, es realizar una evaluación neuropsicológica, siendo una evidencia cuantitativa del rendimiento cognitivo del niño, previo al diangóstico.

NEUROPSICOLOGIA EN EL TDAH

Con respecto a la esfera cognitiva, según investigaciones que se han realizado al respecto, los niños con TDAH presentan dificultad en el área ejecutiva del cerebro, específicamente con control emocional y comportamental, planificación, organización, memoria de trabajo y tareas visuoespaciales. Por el contrario, en niños que no la presentan, se encuentra un rendimiento adecuado en las áreas anteriormente mencionadas. Como ven es un herramienta fundamental para poder realizar el diagnóstico.

Lamentablemente, los niños cada vez más se diagnóstican con TDAH, sin evidencia sólida, y muchas veces con un diagnóstico errado.

¿TDAH O CAUSAS EXTERNAS?

Si bien las conductas y quejas que se reportan pueden ser similares o incluso iguales en los niños, debemos revisar con cautela la información que tenemos. Un niño puede estar presentando dichas conductas por alguna dificultad en el entorno familiar o escolar, que está impidiendo un adecuado rendimiento, generando fallas atencionales y/o comportamentales. Cuando ocurre esto, NO quiere decir que exista el TDAH necesariamente.

Para hacer un adecuado diagnóstico desde cualquier disciplina relacionada con la esfera clínica y educativa, recomiendo que se haga interdisciplinarmente, con datos veraces para realizar un diagnóstico correcto y de la misma manera, ofrecer el tratamiento adecuado.

Finalmente, los signos de alerta en los niños por los cuales es vital consultar al neuropsicólogo si se cumple al menos uno son:

  1. Se distrae con mucha facilidad.
  2. Pierde los útiles escolares con frecuencia.
  3. Se para del puesto en casa y en el colegio de manera constante.
  4. Tiene dificultad en lectura, escritura y/o matemáticas.
  5. No memoriza información nueva.
  6. Les pega a los compañeros.
  7. Tiene dificultad respetando reglas.

Si has identificado alguno de estos síntomas, no dudes en contactarnos y agendar tu cita con neuronapsis, para conocer el perfil cognitivo de tu hijo, familiar y/o conocido! Y determinar un plan de manejo adecuado .

Escrito por:

Maria Paula Hurtado

Neuropsicóloga Neuronapsis

 

Bibliografía

Arango, JC., Rivera, D., y Olabarrieta-Landa, L. (Eds) (2017). Neuropsicología Infantil.Manual Moderno: Colombia

Inscribirse a las novedades
Sign up to our newsletter for regular updates and more.
WeCreativez WhatsApp Support
En Neuronapsis estamos listos para responder tus preguntas.
👋 Hola, ¿cómo podemos ayudarte?