¿Evaluación Neuropsicológica? ¡Nada de nervios!

¿Evaluación Neuropsicológica? ¡Nada de nervios!

En este post hablaré de la evaluación neuropsicológica. Anteriormente hablé sobre generalidades de la neuropsicología. Algo común que he visto regularmente con mis pacientes y familiares es que llegan poco orientados sobre qué hacemos en la consulta de neuropsicología. En esta nueva entrada de blog, les aclararé ciertas dudas, que como paciente y familiar yo también me haría: ¿Qué debo esperar? ¿Qué me van a preguntar? ¿es una sola consulta o son más? ¿qué me van a hacer?

Como en cualquier cita médica, dependiendo el por qué consultemos iremos con más o menos ansiedad, con ganas de resolver qué nos está sucediendo, qué tratamiento nos pueden brindar o explicarnos qué está pasando.  Específicamente en una consulta de psicología, psiquiatría, neuropsicología o en general que sea relacionado con nuestras emociones, nos ponen nerviosos.

Es normal. Una cosa es el cuerpo, otra que nos interroguen acerca de cómo nos estamos sintiendo, por qué nos estamos comportando de una u otra manera y si le sumamos el término evaluación, tenemos una receta perfecta para sentirnos nerviosos por el solo hecho de escucharlo.

Sin embargo, no tenemos de qué preocuparnos. En este blog vamos a aclarar qué hacemos en la consulta de neuropsicología, qué esperar del neuropsicólogo y a su vez qué espera él del paciente y sus familiares.

Es fundamental como paciente o familiar, en el caso de niños y adultos dependientes, llevar a la primera visita al neuropsicólogo toda la información previa de otros especialistas, si le han realizado otras evaluaciones, exámenes médicos, y en el caso de los niños y adolescentes, notas académicas, cuadernos y reportes de los profesores. Si son observadores, debieron haber notado que escribí primera visita al neuropsicólogo. Sí, no es una única vez. Son varias veces que el paciente y familiar tendrán que ir.

Primer Consulta

En la primer consulta, se realizará toda la historia clínica de la persona: quién lo envía (generalmente otro especialista o en los niños, el colegio), se completan todos los antecedentes médicos, y se diligencian datos relacionados con el motivo de consulta (ejemplo: ¿ha notado cambios en su memoria?, ¿le cuesta concentrarse?, ¿hay bajo rendimiento académico?, entre otras). Lo anterior tiene como objetivo generar una hipótesis acerca de qué puede estar ocurriendo y cómo abordar el siguiente paso: la aplicación de pruebas neuropsicológicas. Aquí es cuando los nervios surgen, ¡Tranquilo!, lo importante es saber de qué se tratará el proceso y si tienes dudas antes de iniciar o durante el proceso, no dudes en hacerlas.

Después de ese primer encuentro con el neuropsicólogo, se programarán dos a cuatros sesiones más, para la aplicación de las pruebas, dependiendo de cada paciente, la cual llamamos evaluación neuropsicológica. Las pruebas son una serie de actividades que nos permiten evaluar cómo están los procesos mentales, para analizar cada resultado posteriormente. Aquí es muy importante dar lo mejor, y si no se sabe algo no quiere decir que esté mal, ya que el neuropsicólogo compara los resultados con respecto a la edad y el nivel educativo, así que es esperable que el paciente tenga algún error.

Y finalmente llegamos a la última consulta, igual de importante que el resto, ya que es la entrega de los resultados. Aquí es fundamental que el paciente asista con sus familiares y si es niño o adolescente con sus padres. En esta última fase se entrega un reporte escrito, con las pruebas aplicadas, los datos numéricos, y el análisis de estos datos. Adicionalmente se explican los resultados, se resuelven dudas y se explican los pasos a seguir.

¡Importante!

Es importante aclarar que la neuropsicología no es solo aplicar pruebas. Las pruebas son nuestra principal herramienta, a lo largo de la evaluación neuropsicológica, como lo puede ser por ejemplo, un examen de sangre para un médico, ya que con los datos obtenidos en ellas y nuestro conocimiento sobre la organización cerebral de la actividad psicológica (Ardila y Rosselli, 2007), realizaremos el diagnóstico y el plan de manejo posterior.

Si tienes alguna pregunta en particular o quieres profundizar no dudes en llamarnos o dejar algún comentario. Si conoces a alguna persona que pueda beneficiarse de nuestros servicios ¡pide tu cita ahora!

Para conocer más y estar al tanto de novedades, síguenos en nuestras redes:

IG: @neuronapsis_neuropsicologia

FB: @neuropsicología.com

Referencias

Ardila, A., y Rosselli, M. (2007). Neuropsicología Clínica. Manual Moderno:México.

Escrito Por

Maria Paula Hurtado

Neuropsicóloga Neuronapsis

Inscribirse a las novedades
Sign up to our newsletter for regular updates and more.
WeCreativez WhatsApp Support
En Neuronapsis estamos listos para responder tus preguntas.
👋 Hola, ¿cómo podemos ayudarte?